domingo, 19 de enero de 2014

Caso Prosegur: "Estar sin estar: esa es la clave"

Ayer me encontré con un vídeo que me sorprendió mucho, por el mensaje y... por el mensajero. Se trata del spot de Prosegur, que yo titularía "Estar sin estar: esa es la clave". Lo mencioné en Twitter y Marieta Jaureguizar me escribió nombrando al dircom, Jorge Naveiro, que nos contestó diciendo que era mérito del departamento de Márketing y de su agencia Revolution.

La voz en off del spot dice:
Cada día es un reto. Estar sin estar: esa es la clave. Y tener la mejor tecnología nos da ventaja. Ser más rápidos, mejores.
Sólo soy uno entre miles de profesionales, pero siento que formo parte de un equipo. Que mi trabajo es importante. Hacer posible que las personas vivan tranquilas. Que puedan disfrutar de cada instante de sus vidas.
Cada día es un reto y cada día nos preparamos para ello.



No me grites
Que la comunicación en internet habitualmente sea más barata que en medios tradicionales, o que existan canales para comunicarse directamente con el público ha hecho que muchas marcas no paren de lanzar mensajes, y que pretendan estar constantemente en boca de todos. Esta saturación está provocando que la gente llene la bandeja de spam... y que los mensajes de las marcas sean irrelevantes para la mayoría.

Una compañía que ofrezca productos o servicios debe aspirar a ser como un buen amigo: está cuando lo necesitas, y acudes a él porque confías en que te va a ayudar. Su opuesto es el pesado de turno que no para de invitarte a una fiesta a la que no te apetece ir. De esto hablé en el post "No seas pesado y dime la verdad", que escribí a raíz del artículo "Slow-comm: la comunicación al servicio de valores reales", de Diego Rivera, Director de Estrategia y Creatividad en Best Relations.

Mimar el contenido
Mimar el contenido.
Esta semana me advertía Chema Martínez-Priego que los buenos bloggers tienen tantos seguidores fieles porque miman sus post, el encuadre de las fotos, intervienen en los comentarios, etc. Y que a eso debía aspirar una empresa de la que estábamos hablando. No hablar mucho sino hablar bien... y que le entendiesen.

El spot de Prosegur podría haber expuesto lo buenos que son, el precio que tienen o no sé qué cosas más, pero no: su objetivo es que nadie note su trabajo, porque las cosas van bien. Y, si eso es verdad, es seguro que cuando haya problemas con una empresa similar acudiremos a Prosegur para que nos lo resuelvan.

PD: Debo pedir disculpas a varias personas a las que prometí escribir esta semana la continuación del post Comunicación corporativa y Relaciones públicas: algunos libros (I), con una lista de libros prácticos sobre comunicación corporativa, relaciones públicas y gestión de redes sociales. Lo haré sin falta la semana que viene.

Otros post relacionados: