viernes, 3 de enero de 2014

El fútbol, los suegros, y una comunicación eficaz

Hoy me ha sorprendido encontrarme con dos vídeos geniales que ha editado la revista Líbero, una revista que pretende hablar de cultura, estilo y... fútbol.


En el vídeo, una mujer explica a su marido cómo debe comportarse con sus suegros durante la comida: "la posesión del balón tiene que ser tuya. Toca, toca, toca: habla, habla, habla. Si el rival no tiene el balón no crea peligro".

Además de divertido, el vídeo puede ayudar a comprender cómo la comunicación de las empresas e instituciones tiene que utilizar unas metáforas y un lenguaje que conecten con su público, porque les resulta cercano y comprensible.

Portada del primer número de Líbero
Sobran ejemplos de lemas de campañas electorales, que son frases huecas que no dicen nada (porque a veces pretenden decirlo todo). Palabras tan manidas por el mal uso, que nos provocan indiferencia, e incluso desconfianza hacia quien se atreve a hablar de "un producto revolucionario", o de un servicio "que solucionará todos tus males".

Ya expliqué en "Cómo hablar bien en público... con mucho esfuerzo", que la clave de un mensaje es tratar el tema desde la óptica de la gente, o de una forma que conecte con su forma concreta de ver el mundo (meeting point). Es la única manera de "subirles al carro" de tu discurso y llegar juntos al punto de conversión (tipping point), persuadiéndoles de los beneficios que les puedes facilitar con tu producto o servicio. 

Y es que ya lo dijo Valdano: "El fútbol es lo más importante entre las cosas menos importantes", pero sirve incluso para salir airoso de una comida con los suegros.

Otros artículos relacionados:
"Lo importante no es lo que usted dice sino lo que la gente entiende".
"He venido a hablar de mi libro" y otros errores de comunicación.
Retórica, persuasión y manipulación del lenguaje: a propósito de algunos políticos.
Construir puentes: el arte del portavoz.