sábado, 31 de mayo de 2014

Zidane y el control orientado de la información

Foto: Rafa Martín Aguado
Zinedine Zidane no inventó el control orientado, pero lo elevó a categoría de arte. Así suplía su falta de velocidad anticipándose a los movimientos de sus defensores. La esencia del control orientado consiste en que, en lugar de parar el balón para cambiar su orientación, lo haces en movimiento. Así ganas tiempo y capacidad de desbordar al contrario.

Todavía hoy existe gente que pretende controlar la información y que la gente le siga el juego. Y no se dan cuenta de que si realmente quieren asombrar a los espectadores y aportar valor deben ir más rápido que el resto... sin perder el balón (la información o el contenido).

Perder el control para ganar conversación
- Facilita buen material -divertido, útil, sorprendente-, y asóciate con buenos jugadores (gente que habla de tu producto o servicio-. 
- Prepara previamente acciones, materiales, y que luego la gente los utilice a su manera. Y presupuesta con realismo para no tener que irte al banquillo en medio del partido.
- Corre y trabaja para adelantarte constantemente a las necesidades y tendencias que detectes conforme se mueve el balón.

En la sociedad actual es la (única) manera de vencer convenciendo, sin quemarte pretendiendo ser el palo de la gaita. A eso se le llama reputación.

Ah, no dejes de ver el vídeo: Zidane es lo máximo ;)



Otros post relacionados:
Caso Prosegur: "Estar sin estar: esa es la clave"
El fútbol, los suegros, y una comunicación eficaz
Caso Supermercados Gadis: el orgullo de ser gallegos