sábado, 31 de mayo de 2014

Zidane y el control orientado de la información

Foto: Rafa Martín Aguado
Zinedine Zidane no inventó el control orientado, pero lo elevó a categoría de arte. Así suplía su falta de velocidad anticipándose a los movimientos de sus defensores. La esencia del control orientado consiste en que, en lugar de parar el balón para cambiar su orientación, lo haces en movimiento. Así ganas tiempo y capacidad de desbordar al contrario.

Todavía hoy existe gente que pretende controlar la información y que la gente le siga el juego. Y no se dan cuenta de que si realmente quieren asombrar a los espectadores y aportar valor deben ir más rápido que el resto... sin perder el balón (la información o el contenido).

Perder el control para ganar conversación
- Facilita buen material -divertido, útil, sorprendente-, y asóciate con buenos jugadores (gente que habla de tu producto o servicio-. 
- Prepara previamente acciones, materiales, y que luego la gente los utilice a su manera. Y presupuesta con realismo para no tener que irte al banquillo en medio del partido.
- Corre y trabaja para adelantarte constantemente a las necesidades y tendencias que detectes conforme se mueve el balón.

En la sociedad actual es la (única) manera de vencer convenciendo, sin quemarte pretendiendo ser el palo de la gaita. A eso se le llama reputación.

Ah, no dejes de ver el vídeo: Zidane es lo máximo ;)



Otros post relacionados:
Caso Prosegur: "Estar sin estar: esa es la clave"
El fútbol, los suegros, y una comunicación eficaz
Caso Supermercados Gadis: el orgullo de ser gallegos

sábado, 3 de mayo de 2014

Siete consejos de un Cardenal para los dircom

El Cardenal Dolan atiende a los medios de comunicación.
La comunicación de la Iglesia católica está cambiando. Y parte de la culpa la tienen algunos CEO de esta institución como el Cardenal Dolan, de Nueva York.

Los tiempos de los obispos gordos y calvos como los mejores comunicadores de la Iglesia ya han pasado”, dijo con sorna Dolan en la conferencia que pronunció en el IX Seminario Profesional para las Oficinas de Comunicación de la Iglesia, celebrado en Roma la pasada semana.

¿Qué me puede enseñar un Cardenal si no soy creyente o si no me interesa la Iglesia católica? Sigue leyendo porque pretendo traducir sus palabras al vocabulario de comunicación universal. Y además te mostraré que el Cardenal Dolan predica con el ejemplo.



Los siete consejos para los Dircom
1. Profesionalidad
Es necesario respetar los niveles éticos y profesionales más elevados y cuidar especialmente como se dicen las cosas.
Ejemplos: calidad del website de la Archidiócesis de Nueva York (sala de prensa, redes sociales activas, blogs corporativos, etc.) y de la página personal del Cardenal Dolan (incluye podcast, libros, etc.).
Website del Cardenal Dolan.

2. Decir siempre la verdad
La honestidad, la franqueza y la transparencia son necesarias. La gente quiere saber lo positivo y lo negativo y es preferible que se enteren primero por la institución.
Ejemplos: Declaración a AP de Joseph Zwilling, dircom de la Archidiócesis, explicando el motivo por el que Giuliani no podía comulgar durante la visita del Papa; contestación a los periodistas sobre una acusación sobre el dinero destinado a víctimas de abusos.

Así muestran el avance las reformas de una parroquia
3. Ser pro-Iglesia; los católicos deben ser formados e informados // Promover, con buena información, el orgullo de pertenecer a tu organización 
Todas las medios de comunicación tienen una tendencia, pero el desconocimiento sobre la Iglesia es similar en ambos. Sin miedo, los católicos deben ser pro-Iglesia y no deben pedir disculpas por eso: hay que mostrar el gozo y la belleza de ser católicos.
Ejemplos: Uso de fotos en Facebook para ilustrar las actividades e historia de la archidiócesis; entrevista de radio con Randy Rosenberg y apartado de formación para el diaconado.

4. Facilitar las noticias para evitar malas interpretaciones // Facilitar el trabajo de los periodistas
Los medios que tratan de dañar a la Iglesia son una excepción. La gran mayoría de los periodistas buscan cubrir una necesidad de información. Si no se les da, terminarán por informarse a través de otros que quizá son contrarios a la Iglesia. Hay que estar disponibles y hay que respetar el trabajo de los periodistas sin responder agriamente.
Ejemplos: Nota de prensa sobre el documental de la PBS: "Secretos del Vaticano" y tuit de agradecimiento a un periodista por un artículo en el New York Post.

5. Conocer el Magisterio para ser claros // Conocer la propia institución o empresa
Hay que adoptar un enfoque catequético y explicar las cosas con sencillez. Muchos cristianos reciben las informaciones sobre la Iglesia exclusivamente a través de los medios no católicos. Los comunicadores católicos deben buscar momentos para evangelizar: el Miércoles de Ceniza, la Navidad, etc.
Ejemplos: Con el hashtag #LentenMessage tanto Dolan como el equipo de comunicación del Cardenal iba explicando en Facebook y Twitter el significado de la Cuaresma; y explicación de la postura de la Iglesia sobre el matrimonio en 60minutes.

Tratar bien a los periodistas: tuit de agradecimiento a un periodista

6. Hablar siempre de Cristo // Habla de cómo puede ayudar a la gente tu producto o servicio
Para explicar el fútbol, lleva a la gente a un partido, no le expliques qué es el fuera de juego... Igual con la Iglesia: la gente tiene hambre de significado para sus vidas y hay que ofrecerles ante todo a Jesús y no tanto decirles de entrada lo que tienen o no tienen que hacer. 

7. Conocer nuestra audiencia
Los profesionales de la comunicación de la Iglesia deben saber a quiénes están hablando, igual que Jesús que conocía a su gente y les hablaba en parábolas sencillas y profundas.
Ejemplos: Vídeo de la bendición final de la Convención Demócrata, en la que utiliza las señas del partido y las explica en clave religiosa; Preguntas y respuestas sobre el matrimonio y la nulidad matrimonial.

* He utilizado las notas que tomaron los jóvenes de Arguments presentes en el congreso y que publicaron en su blog, que es otro buen ejemplo de comunicación sobre la Iglesia.